Monday, December 11, 2017

Red de Solidaridad con Honduras: No a la dictadura / Honduras Solidarity Network condemns dictatorship

[Scroll down for English]

¡No al apoyo a la dictadura! ¡Sí al apoyo de los hondureños!
Declaración de la Red de Solidaridad con Honduras sobre las Elecciones en Honduras 8 de diciembre de 2017

La Red de Solidaridad con Honduras (HSN por sus siglas en inglés) de Norteamérica condena de la manera más vigorosa posible la violencia y represión de los hondureños que están defiendiendo sus votos y
derechos humanos frente al fraude y la dictadura. Una delegación de observadores de derechos humanos, miembros de la Red de Solidaridad con Honduras (La Voz de los de Abajo Chicago, CODEPINK y Grupo de Trabajo sobre las Américas del Condado de Marin) acaban de regresar de Honduras, en donde estuvieron acompañado a los hondureños antes, durante y después de las elecciones del 26 de noviembre. El HSN entiende que la crisis electoral del 2017 es el resultado de la continuación del golpismo en Honduras desde el 2009, el cual fue apoyado por los gobiernos de E.U.A. y Canadá. En los 8 años y medio desde el golpe, el HSN se ha unido a organizaciones nacionales e internacionales para demandar un alto al financiamiento y capacitación en seguridad que ofrecen E.U.A. y Canadá al régimen, así como la asistencia de USAID. El HSN y nuestra delegación de derechos humanos han sido testigo de cómo estos años de apoyo al régimen han sido utilizados para reprimir y aterrorizar a los hondureños y al país para que acepten la elección fraudulenta. La certificación en Derechos Humanos que el Departamento del Interior de E.U.A. (U.S. State Department) le dio al régimen el 30 de noviembre es otro intento indignante de encubrir a un gobierno represivo en medio de una crisis política y de derechos humanos.

El HSN fue testigo de innumerables abusos de derechos humanos cometidos en un estado de impunidad. La organización hondureña de derechos humanos, el Comité de Familiares de Detenidos y Desaparecidos en Honduras (COFADEH), sacó a la luz un reporte el 6 de diciembre de 2017 que destaca los abusos cometidos por las fuerzas estatales de seguridad. COFADEH ha documentado 14 asesinatos (cometidos principalmente por la Policía Militar), 51 personas heridas (7 de gravedad) y 844 detenciones desde las elecciones del 26 de noviembre. Así como ocurrió con el golpe de 2009, estas violaciones masivas de derechos humanos no serán castigadas, mientras que nuestros gobiernos, como ha ocurrido hasta la fecha,
no dirán nada acerca de la violencia, la represión y los abusos cometidos bajo el gobierno de Juan Orlando Hernández (JOH) en contra de la población hondureña.

El día de las elecciones, nuestra delegación fue testigo de la compra de votos y recibió, de parte de ciudadanos, reportes de fraude e intimidación. Uno de los equipos de la delegación fue sujeto a intimidación y amenazas de activistas pagados por el Partido Nacional (PN) en un centro electoral; y cuando un custodio electoral y un agente de policía intervinieron, también fueron amenazados por activistas del PN.

Reportamos esto para señalar la atmósfera represiva existente durante las elecciones, y por ende, la fuerza y valentía impresionantes manifestadas por las personas que desafiaron esta intimidación entonces y las de quienes siguen haciéndolo. El 28, 29 y 30 de noviembre, los miembros de la delegación fueron testigo y se vieron afectados por la represión masiva de la policía y el ejército en contra de las protestas no violentas afuera del lugar en donde se estaban contando los votos. Se disparó gas lacrimógeno indiscriminadamente y la policía y los militares golpearon violentamente a los protestantes, arrastrando a algunos de ellos adentro del lugar. Más aún, los agentes de policía reportaron haber recibido órdenes para abrir fuego con munición real en contra de los ciudadanos desarmados durante las movilizaciones masivas.

En base a los reportes de nuestra delegación, las organizaciones de derechos humanos y justicia social, y los medios independientes, así como los testimonios de las víctimas, añadimos nuestras voces al llamado vigoroso que demanda un alto a todo tipo de apoyo políticos y económico al régimen hondureño, un alto a la represión y el fraude continuos, y al no reconocimiento de cualquier régimen que se imponga a los hondureños.

No Support for Dictatorship! Support the Honduran People!
Honduran Solidarity Network Statement on Honduras Elections

December 8, 2017

The Honduras Solidarity Network (HSN) of North America condemns in the strongest possible manner the violence and repression against the Honduran people defending their vote and human rights against fraud and dictatorship. A human rights observer delegation of members of the Honduras Solidarity Network (La Voz de los de Abajo Chicago, CODEPINK, and Marin County Task Force on the Americas) have just returned from Honduras where they were with the Honduran people before, during and after the November 26th elections.

The HSN understands the 2017 electoral crisis to be a result of the on-going 2009 military coup d’état in Honduras, fully backed by the U.S. and Canadian governments. In the 8.5 years since the coup, the HSN has joined national and international organizations in demanding a stop to U.S. and Canadian security funding and training, and other assistance from USAID to the regime. The HSN and our human rights delegation in Honduras are witness to how the years of support for the regime is being used to repress and terrorize Hondurans and the country into accepting a fraudulent election. The US State Department’s November 30th certification of Human Rights is another outrageous attempt to whitewash a repressive government in the midst of a political and human rights crisis.

The HSN has witnessed countless human rights abuses committed in a state of impunity. Honduran human rights organization, the Committee of the Families of the Detained and Disappeared (COFADEH) issued a report on December 6, 2017 that outlines the abuses by state security forces. COFADEH has documented 14 assassinations (primarily by Military Police), 51 people injured (7 seriously), and 844 detentions since the November 26 elections. Just like after the 2009 coup, these mass violations will likely go unpunished and our governments, to date, have said nothing about violence, repression and abuses committed under the command of Juan Orlando Hernandez (JOH) against the Honduran population.

On election day our delegation witnessed vote buying and received reports from citizens of fraud and intimidation. One delegation team was the subject of intimidations and threats from the paid National Party (PN) activists at a polling station and when an official electoral custodian and a police officer intervened they were also threatened by the PN activists. We report this to highlight the repressive atmosphere during the elections, and therefore, the impressive strength and courage of the people defying this intimidation then and now. On November 28, 29 and 30th the delegation members witnessed and were affected by mass repression by police and military against non-violent protests outside the ballot counting facility. Tear gas was fired indiscriminately, and police and military beat protesters violently and dragged some people inside the facility. Furthermore, police officers report that they received orders to open fire with live ammunition on unarmed citizens during the massive mobilizations.

Based on our delegation reports, testimonies from victims and human rights and social justice organizations and independent media, we add our voices to the outcry demanding an end to all support, political and economic to the Hernandez regime, an end to the repression and continuing fraud, and no recognition of any regime imposed on the Honduran people.



No comments:

Post a Comment

Related Posts with Thumbnails